Doñana con los niños
Doñana con niños

 

A tan sólo unos kilómetros de Sevilla se halla el Parque Natural y el Parque Nacional de Doñana, el espacio natural más emblemático que tenemos en Andalucía, donde  miles de visitantes de todo el mundo vienen cada año a conocer esta maravilla natural. Doñana no sólo es conocido internacionalmente por ser el humedal de mayor importancia de toda Europa, donde encuentran refugio cientos de especies y donde miles de aves acuden cada año para cubrir sus necesidades de alimentación, cría o refugio. Además, reúne una serie de atractivos que lo hacen un lugar ideal para el disfrute de los más pequeños

En el Espacio Natural de Doñana podemos encontrar un mosaico de ambientes de gran valor lúdico y didáctico, que les permitirá vivir una experiencia de contacto con la naturaleza que le dejará un recuerdo inolvidable:

  • Dunas donde descalzarse para tocar la arena y dejar volar la imaginación con las increíbles formas que crean.
  • Marismas con fango llenas de vida donde pisotear con fuerza y saturarse del fuerte olor que desprenden las zonas encharcadas.
  • Bosques de ribera para esconderse entre árboles frondosos y sentirse libres por unos momentos.
  • Playas infinitas para corretear por la orilla, observando las conchas y los restos marinos que llegan desde el mar.
  • Cotos o pinares para el juego libre entre los arbustos, las piñas, los palos y el sonido de las rapaces.
  • Lagunas para disfrutar con todos los sentidos, escuchando, observando y admirando cómo la vida bulle en estos bellos escenarios.

Pero sin duda, lo que más le puede impresionar a un niño en una excursión a Doñana con la familia, es la oportunidad de acercarse al colorido mundo de las aves, coger unos prismáticos por primera vez y observar de cerca flamencos, calamones, garzas, moritos, cigüeñas o somormujos, todas ellas bellas compañeras de nuestro territorio.

Además, en la visita a Doñana siempre está la posibilidad de sorprenderse con la aparición de rastros en el camino de otros animales de gran belleza como ciervos, gamos, conejos, y con mucha suerte, hasta del escondidizo lince ibérico. Intuir paseando la presencia de animales que habitan cerca de nosotros, y conocer de qué sea alimentan, cómo sobreviven, cómo cuidan a sus crías, es una oportunidad excelente para enseñar a nuestros hijos el valor que tiene la naturaleza para nuestra superviviencia y el importante papel que tenemos en su conservación.  

Una experiencia didáctica en Doñana en familia le permitirá entender de forma básica, cómo se ha formado este espacio natural a lo largo del tiempo y cuál es el funcionamiento de todo este entramado de ambientes. Además a medida que se conocen distintos parajes, podrá entender el importante papel que tiene el agua como elemento esencial que sostiene toda esta vida natural.

Sin duda alguna, recomendamos vivir alguna vez una experiencia en la naturaleza con sus hijos en el Parque Nacional y Parque Natural de Doñana ya que no sólo dejará en la memoria de los chicos un recuerdo inolvidable, sino que además les permitirá entender por qué esta zona natural tan cercana a Sevilla y Huelva, ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio de la humanidad y Reserva de la Biosfera, y Zona de Especial Conservación de la red ecológica europea Natura 2000, garantizando así una protección internacional.

Si a lo largo del año, pensamos en vivir con nuestros hijos o nietos un día especial, una excursión a Doñana en familia siempre será una buena opción.